Praga, la ciudad de las 100 torres

Praga, ciudad de las 100 torres

Praga, una ciudad medieval, llena de torres y monumentos con siglos de antigüedad. Una de las ciudades con más magia de Europa.

Uno de los barrios más bonitos e interesantes en Praga es Staré Mesto, la Ciudad Vieja. Maravillosos monumentos en sus calles. En la famosa plaza de la Ciudad Vieja podrás admirar el reloj astronómico, uno de los grandes monumentos de Praga, en la fachada del ayuntamiento. Su complejo mecanismo sigue maravillando al mundo entero, e incluso cuenta con un desfile de autómatas y en la misma plaza no te olvides de admirar la Iglesia de Nuestra Señora del Týn, entenderás porque Praga es conocida como la Ciudad de las 100 Torres.

Otro de los torreones más famosos, e ineludible en los viajes a Praga, es la Torre de la Pólvora. Antiguamente era una de las puertas de la ciudad. Su color negro se debe a un incendio que llenó de hollín su fachada. Si subes verás una de las vistas más bonitas de la ciudad.

 No te olvides de la Casa Municipal el mejor edificio Art Deco de Praga.

Cruzando el Puente de Carlos, bajo el río Moldava, llegaras al Barrio Malá Strana o ciudad pequeña, el nombre en español de este barrio, situado a los pies del castillo, una de las mejores zonas conservadas de la ciudad, con gran encanto medieval.

Subiendo por la colina llegaremos a otro barrio precioso de Praga, Hradčany, donde encontrarás el considerado castillo más grande del mundo. Entre las callejuelas que corren por sus murallas se maravillará al contemplar la Catedral de San Vito, de estilo gótico. En su interior alberga las joyas de la corona checa. Por supuesto, las torres de la catedral se unen al conjunto de atalayas de la ciudad.

En Hradčany no olvidar pasear por el famoso callejón de Oro. Una pintoresca calle donde, hace siglos, se situaban los talleres de los orfebres. Hoy día es una de las estampas más típicas de Praga. Para añadir aún más encanto a esta callejuela, en una de sus casas tuvo su hogar Franz Kafka, uno de los escritores checos más famosos del siglo XX.

Nove Mesto otro barrio de la ciudad a pesar de llamarse “Ciudad Nueva” su creación es en siglo XIV, bajo el mandato de Carlos IV. El centro de este barrio es la inmensa plaza de Wenceslao. Entre los edificios que la rodean destaca el Museo Nacional, el más importante de la República Checa.

No se olvide de los barrios Josefov, el barrio judío, donde podrás visitar 6 sinagogas y su imprescindible cementerio, el barrio Vyšehrad uno de más antiguos de la ciudad, y el barrio de Vinohrady, con espectaculares y fastuosas mansiones.

Y para terminar su visita a Praga, una taberna típica U-Fleku es una de las cervecerías más importantes de la ciudad. Catarás la mejor cerveza checa y cenar de forma tradicional o incluso el licor tradicional del país: becherovka.

La línea de tranvía número 22 sube por Hradčany facilitando el acceso al Castillo de Praga, al Loreto y al Monasterio Strahov. Es el tranvía más utilizado por los turistas ya que llega a lugares donde no llega el metro. Al ser la línea más turística, es donde los carteristas tratan de “hacer su agosto”. Ojito!!!!

Busca el hueco para hacerte una escapadita, en primavera, verano, otoño, invierno…cualquier época es buena! 3 noches es perfecto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat